MEMORIA ACTIVA


NOVEDADES

Inicio

Juicio por Encubrimiento: Audiencia N°19  – 4/2/2016

En el día de hoy se reanudó el juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA, con la declaración testimonial de Jorge Lew, integrante de Memoria Activa.
Jorge inició su relato contando sobre aquel 18 de julio de 1994, día en el que su hijo Agustín, de 21 años, fue asesinado en la AMIA, donde trabajaba en el sector sepelios. Norma Lew, madre de Agustín y esposa de Jorge, también trabajaba en la mutual a cargo de la Dirección de Servicios Sociales. Norma sobrevivió tras ser rescatada de entre los escombros pero resultó gravemente herida. Al poco tiempo del atentado, Jorge y Norma comenzaron a reunirse con otros familiares de las víctimas, con quienes formaron Memoria Activa. Norma fue presidenta de la organización durante seis años, hasta que falleció a causa de un cáncer.
“Buscamos diferenciarnos de otras querellas porque buscar justicia significaba no comprometernos con ninguna institución”, dijo Jorge sobe la relación de los familiares con la dirigencia comunitaria. Y relató las dificultades que los abogados de Memoria Activa tuvieron durante la instrucción de la causa: “El trato no era igualitario con nuestros abogados. Incluso el Dr. Smoliansky tuvo que dejar la querella por eso”.
En su relato, Jorge Lew dejó claro que los obstáculos en el acceso a la información fueron impuestos a Memoria Activa por el juzgado a cargo de Juan José Galeano y a todos los representantes legales de la organización. Por el contrario, la querella de AMIA y DAIA sí accedían a la información y a reuniones sin inconvenientes.

En esta misma línea, Jorge recordó una reunión que mantuvieron los familiares con el entonces presidente de la DAIA, Rubén Beraja, en la cual éste se refirió a Memoria Activa como una de las “patas que sostenían una mesa”, que era la causa AMIA. Y que la pata correspondiente a esa asociación estaba flaqueando. “Hay una pata que no responde a lo mismo que las demás” había dicho el hoy imputado Beraja.
Además, Jorge contó sobre el llamado que recibió en 1997 del entonces presidente de la AMIA, Oscar Hansman quien le contó sobre la reunión que él y Beraja mantuvieron en Casa Rosada para pedir disculpas al gobierno, luego de que el ex presidente Carlos Menem y otros dirigentes hayan sido acusados de encubrimiento por los familiares de las víctimas.
La próxima audiencia, el jueves 11 de febrero, se espera la declaración testimonial de los ex policías Jorge Rago y Diego Barrera.