MEMORIA ACTIVA


NOVEDADES

Audiencia Nº70 – 2/2/2017

by Memoria Activa with No hay comentarios
Etiquetas: ,

 

El Tribunal Oral Federal 2 retomó hoy las audiencias del juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA con dos testimonios de ex legisladores de la nación que participaron de una u otra manera en la causa.

 

Declaró primero Marcela Rodríguez, quien integró la comisión de acusación del Consejo de la Magistratura y en ese rol le tocó encabezar la investigación al entonces juez Juan José Galeano. Trabajó junto a Beinusz Szmukler y ambos oficiaron de fiscales en el jury de enjuiciamiento que terminó por destituir al ex juez, quien está hoy imputado por encubrimiento.

 

Su declaración duró tres horas y media y se vio interrumpida constantemente por las defensas con planteos dilatorios cada vez que el tema no los beneficiaba. Pareció que en esta audiencia hablaron más los abogados que los testigos.

 

Con muy buena memoria, repasó su labor en la comisión y las pruebas que la llevaron a ella y a Szmukler a acusar a Galeano. “Estudiamos la causa, la sentencia del TOF 3, recibimos una cantidad importante de testigos, descargos del juez, a familiares y representantes comunitarios”, recordó.

 

Una de las denuncias que la abogada analizó fue la diferencia en el trato y el acceso al expediente que tenían AMIA y DAIA y, por otro lado, la querella de los familiares: “Efectivamente hubo un trato diferente y explicamos cómo se llevaba a cabo. Los dirigentes entraban al despacho del juez cuando querían y hubo reuniones por fuera del tribunal, como una en la SIDE en la cual estuvo el juez, los fiscales y Beraja”.

 

La testigo también hizo una distinción respecto al apoyo que recibió durante la investigación de la Comisión: “Memoria Activa alentaba a más investigación para conocer qué había pasado. AMIA y DAIA no apoyaban ni tenían interés en que se profundizara”.

 

Si bien la investigación de Rodríguez y Szmukler estaba centrada en Galeano, surgieron pruebas sobre la actuación de los entonces fiscales, Eamon Mullen y José Barbaccia: “Los fiscales eran conscientes de muchas de las cosas que pasaban en la investigación como el episodio de Miriam Salinas”, dijo la testigo en referencia a la mujer allegada a Carlos Telleldín, quien fue detenida por Galeano, al poco tiempo le dictaron la falta mérito, pasó la noche en la fiscalía en condiciones poco claras y luego le propusieron que declarara como testigo de identidad reservada, situación absolutamente irregular.

 

Por otra parte, y en relación a los dichos de varios de los acusados en este juicio quienes en sus indagatorias denunciaron a los Kirchner de haber armado su imputación, los abogados le preguntaron a Rodríguez -que en su momento era diputada por el ARI- si había recibido algún tipo de presión por parte del Frente Para la Victoria durante la investigación a Galeano. Sin siquiera tomarse un momento para pensar, afirmó: “Si lo hubieran hecho, lo hubiera dicho públicamente”. Y agregó además que cuando le tocó investigar al juez Claudio Bonadio por su actuación en la causa encubrimiento (cajoneó la causa, mintió sobre su relación con Carlos Corach y años después debió ser apartado), sí le consta que el FPV haya frenado esa investigación.

 

¿Mala memoria o mal desempeño?

 

El segundo testigo fue Bernardo Quinzio, un ex senador del Partido Justicialista por San Luis que participó entre septiembre de 1996 y diciembre de 1997 de la Comisión Bicameral Especial de Seguimiento de la investigación de los atentados a la Embajada de Israel y al edificio de la AMIA.

 

Ni bien se sentó en estrado aclaró que hace más de diez años que se alejó de la tarea política y de todo lo relativo a la causa AMIA y que se dedica exclusivamente a ejercer la abogacía de forma privada. También dijo que como no se acordaba de aquella época, leyó en enero el informe de la Comisión de 1997, en el cual participó previo a renunciar a su cargo.

 

Después de relatar aquello que había leído el mes pasado y ante preguntas de los abogados querellantes, ratificó el apartado del informe donde se encuentra el dictamen de la mayoría, donde no aparecen críticas al entonces juez Galeano. “La causa AMIA estaba bien llevada por el juez y los fiscales hasta el 97. Después de eso, no sé”, afirmó.

 

También dijo que no estuvo presente en la reunión donde se mostró el video en el cual se lo ve a Galeano negociar con el imputado Telleldín y que tampoco le interesó verlo después. “La actividad me llevó a poner atención en la elaboración del informe”, expresó quien era también el presidente de la Comisión de Asuntos Penales de la Cámara de Senadores.

 

Con el dato acerca de su rol en el Senado, las querellas insistieron con el contenido del video y la forma ilegal en la cual se grabó: “Hubo reuniones por eso pero la conclusión está en el informe: avalar al juez”.

Sobre el final le preguntaron si había hecho alguna reflexión sobre la labor de la Comisión, cuya mayoría elogió siempre la investigación en manos de Galeano: “Tal vez no estaba yo capacitado para involucrarme en una investigación”, contestó.

No mucho más recordó el ex senador justicialista quien llamativamente dijo desconocer por completo qué ocurrió con la investigación del atentado terrorista más importante de la historia argentina después de su alejamiento de la Bicameral.
La próxima semana las audiencias se llevarán a cabo el lunes y el jueves. Están citados a declarar: Miriam Salinas y Pablo Ibañez (lunes); Ariel Nizcaner y Claudio Cotoras (jueves).