MEMORIA ACTIVA


NOVEDADES

Audiencia N°138 – 31/5/2018

by Memoria Activa with No hay comentarios

El juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA se reanudó hoy tras un receso dispuesto por el Tribunal Oral Federal 2 para que las defensas pudieran preparar sus alegatos. El primero en exponer fue el abogado defensor del ex juez de la causa, Juan José Galeano.

 

Las querellas y la fiscalía ya presentaron sus acusaciones y pedidos de penas para los trece imputados del juicio. Memoria Activa, por ejemplo, pidió seis años para el ex presidente Carlos Menem, veinte para Galeano, diez para el ex titular de la SIDE, Hugo Anzorreguy, y trece para los entonces fiscales, Eamon Mullen y José Barbaccia.

 

Durante toda la jornada, alegó la defensa del ex juez Juan José Galeano a cargo del abogado Daniel Rubinovich y, anticipó, se extenderá las próximas audiencias.

 

El discurso estuvo en línea con lo dicho por el imputado Galeano en sus declaraciones indagatorias. Evitó contestar cuestiones relevantes planteadas por las querellas y realizó una lectura parcial de los hechos.

 

El eje estuvo puesto en la acusación de la fiscalía por los delitos relativos al pago de 400 mil dólares a Carlos Telleldín, quien a cambio brindó una declaración falsa contra policías de la provincia de Buenos Aires y los relacionó con el ataque terrorista.

 

“Los fiscales vinieron a acusar sin importar la prueba ni lo que ocurra en el juicio. La misma institución que apoyó la investigación de Galeano es la que ahora lo acusa”, sostuvo el abogado.

 

Además, destacó especialmente que, desde su punto de vista, el pago a un imputado para que declare no constituyó un hecho delictivo ya que se le dio el dinero a Telleldín para “descubrir la verdad del atentado más importante de la historia”.

 

Muy por el contrario, la fiscalía y las querellas sostuvieron en sus alegatos que el pago representa de por sí un hecho fuera de la ley y de suma gravedad al considerar que, a su vez, se ejecutó con el fin de comprar una declaración armada previamente, tal como demuestra la prueba.

 

Lamentablemente, por una falla técnica del Centro de Información Judicial, la audiencia no fue transmitida en vivo por internet tal como debe ocurrir con los debates orales y públicos.