MEMORIA ACTIVA


NOVEDADES

Audiencia N°141-143 – 14-21-25/6/2018

by Memoria Activa with No hay comentarios

El ex juez de la causa AMIA, Juan José Galeano, concluyó hoy, desde el banquillo de los acusados, su alegato final en el juicio por el encubrimiento del atentado, donde está imputado junto al ex presidente Carlos Menem y otros funcionarios judiciales, policiales y de inteligencia.

 

Ante los jueces que integran el Tribunal Oral Federal 2, los abogados defensores del destituido juez terminaron de leer un alegato que, muy a pesar de sus citas a Shakespeare, resultó carente de argumentos y, más bien, estuvo lleno de críticas a la fiscalía del juicio y a las querellas de familiares a las que catalogaron de “hipócritas” y “fabuladores”, que promueven “una historia falsa que se ajusta a sus intereses y necesidades”.

 

Esta pobre estrategia de defensa del imputado, según demostraron, está basada en la supuesta existencia de una confabulación en contra del destituido juez incentivada por los familiares de las víctimas, el gobierno kirchnerista y los ex policías bonaerenses acusados en ese entonces por Galeano como partícipes de la conexión local del ataque terrorista.

 

De ese pacto, sostuvieron, también participó el fallecido fiscal Alberto Nisman, quien, según la defensa, actuó por órdenes de la ex presidenta Cristina Fernández al redactar la acusación contra Galeano y el resto de los imputados en este juicio.

 

Nada sorprende, claro, que la pobreza en el análisis político y el fallido intento de defender lo indefendible con semejantes calificativos a quienes buscamos justicia hace 24 años, provenga de uno de los principales responsables de la impunidad en la causa, quien no sólo no cumplió con su deber y responsabilidad como juez federal sino que actuó guiado por intereses contrarios a la verdad y a la justicia.

 

Por si acaso alguien a esta altura tenía dudas acerca de la culpabilidad del ex juez Juan José Galeano en el encubrimiento del mayor atentado del país, agradezca a sus abogados porque hoy lo han dejado claro.

 

La defensa del imputado habló también de la vieja Secretaría de Inteligencia y las “cuestiones extrañas que rondan la labor de la SIDE en esta causa”, como la desaparición de casetes con escuchas telefónicas que era prueba en la investigación.