MEMORIA ACTIVA


NOVEDADES

Audiencia N°168 6/12/2018

by Memoria Activa with No hay comentarios

Comenzó hoy la presentación de las últimas palabras de los imputados en el juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA. Según lo dispuesto por el Tribunal Oral Federal 2, fueron los acusados Jorge Palacios y Patricio Finnen los primeros en hablar y la próxima audiencia continuará el resto. La sentencia, si se sigue el cronograma, será en febrero.

 

Pasadas las 10.30, el ex agente de la SIDE y uno de los jefes de la Sala Patria Patricio Finnen, imputado por la operación de pago ilegal a Carlos Telleldín, se sentó en el estrado con algunos papeles en mano y comenzó a exponer sus últimas palabras en este juicio.

 

En primer lugar, agradeció a los jueces por lo que consideró un “juicio justo” y a los abogados que integran la unidad de defensoría oficial que lo representó a cuyo jefe -el mismo abogado que tienen los ex fiscales Mullen y Barbaccia- calificó como “bolsón de eficiencia dentro de lo que es el Estado”.

 

Luego, sostuvo que se sintió “protegido” por la decisión del tribunal de no hacer públicas las audiencias en las que declaró él y otros ex agentes de inteligencia. Y dijo que le “dolió” que se hablara negativamente de la cena celebratoria del pago a Telleldín con vino Luigi Bosca: “Era una forma de ejercer una acción de seducción para ver si podíamos hablar de estos temas con la gente. Por eso el vino”.

 

Como reflexión final, explicó que las grandes diferencias de criterio entre los servicios de inteligencia y el Poder Judicial podrían saldarse con un órgano conjunto: “¿No podría haber un organismo intermedio? Es el mejor momento para hacerlo y qué mejor que salga de este juicio en el que estuvimos tres años y medio. Es una falta que nos puede ayudar a todos”.

A Finnen le siguió un muy breve discurso del ex comisario de la Policía Federal Jorge “Fino” Palacios, acusado de contribuir con el desvío de la pista que relacionaba a Kanoore Edul, amigo del ex presidente Menem, con el atentado.

 

Tan solo mencionó, “porque nadie lo dijo en el juicio”, que “Nisman tenía una presencia permanente en mi dependencia porque ahí estaba su despacho y manejaba en forma directa todos los legajos aún el de Kanoore Edul. Hay testigos”.

 

Las audiencias se reanudan el jueves 20 de diciembre.