MEMORIA ACTIVA


NOVEDADES

Recusamos al juez Bruglia

by Memoria Activa with No hay comentarios

Desde la querella de Memoria Activa hemos presentado un pedido de recusación al juez Leopoldo Oscar Bruglia, quien integra la Cámara Federal que controlará la causa AMIA – Encubrimiento, en la que quedan tramos cuyos imputados aún no han sido sometidos a juicio oral.

 

La solicitud se encuentra fundada en el “temor de parcialidad” respecto del juez Bruglia, quien se presentó en la sala de audiencias del  juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA y demostró su apoyo a los condenados ex fiscales de la causa, Eamon Mullen y José Barbaccia, el día de su alegato final, el 30 de agosto de 2018.

 

Al igual que algunos funcionarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y varios integrantes de la justicia federal, Bruglia concurrió ese día a dar muestras de solidaridad a los ex fiscales materializadas en aplausos en clara señal de aprobación y compromiso con los argumentos esgrimidos a favor de los imputados y en detrimento de las querellas (recordemos que la defensa de Mullen y Barbaccia terminó su alegato con referencias sumamente agresivas y muy despectivas hacia las querellas y sus alegaciones).

 

Al finalizar la audiencia, se vio claramente cómo Leopoldo Bruglia ingresó específicamente desde el sector del público al sector de la sala en donde se ubicaban las partes, para saludar y abrazar muy efusivamente al condenado Eamon Mullen, quien se encontraba visiblemente emocionado frente a las muestras de afecto de sus ex colegas.

 

Por lo tanto, con la decisión expresa del Juez Bruglia de exteriorizar su apoyo a un coimputado en las circunstancias y las condiciones en las que lo hizo, creemos que queda fundada la existencia de un “temor de parcialidad”, lo que no requiere la existencia de una “amistad íntima” con alguna de las partes o vínculo personal, sino que basta con motivos razonables para una justificar “una preocupación legítima”.  

 

No es la idoneidad ni la honestidad del juez lo que se pone en cuestionamiento y resulta además entendible que entre actuales y ex funcionarios de la justicia (como son la mayoría de los involucrados en la causa AMIA – Encubrimiento) se conozcan, pero es claro que las circunstancias relatadas sustentan un temor más que razonable para pedir la recusación de Leopoldo Bruglia. Esperamos que así sea.