MEMORIA ACTIVA


NOVEDADES

La CIDH confirmó la responsabilidad del Estado en el caso AMIA

by Memoria Activa with No hay comentarios
Etiquetas: , , ,

Tras veintiséis años del atentado a la AMIA, años de lucha y de búsqueda de una verdad que aún no llega, finalmente la Comisión Interamericana de Derechos Humanos confirmó aquello que tanto denunciamos los familiares de las víctimas: el Estado argentino es responsable por la violación del derecho a la vida de los 85 muertos, por habernos negado nuestro derecho a la justicia y por habernos impedido y continuar impidiéndonos saber qué pasó aquel 18 de julio de 1994. (más…)

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

by Memoria Activa with No hay comentarios

En 1999, Memoria Activa decidió denunciar al Estado argentino ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por su responsabilidad en la prevención del atentado a la AMIA y su posterior inacción en la investigación, encubrimiento y denegación de justicia. Lo hizo con el apoyo y acompañamiento del CELS y el CEJIL.

En 2005, luego de la sentencia del Tribunal Oral Federal 3 que anuló gran parte de la instrucción de la causa AMIA a cargo del ex juez Juan José Galeano y del informe del veedor Claudio Grossman, Memoria Activa llegó a un acuerdo de solución amistosa con el Estado y éste asumió su responsabilidad internacional por incumplir el deber de prevenir y de investigar diligentemente, además de su responsabilidad por encubrir. Reconoció también la violación del derecho a la vida e integridad física y a las garantías y protección judicial. Se comprometió, entre otras cuestiones, a investigar diligentemente, juzgar y sancionar a los responsables por el atentado y su encubrimiento, a reformar el sistema de publicidad de los fondos reservados de la agencia de inteligencia, a reparar a las víctimas, etc. Argentina incorporó este acuerdo a su legislación a través del decreto 812/2005.
En 2009, pedimos dar de baja la solución amistosa: el Estado no estaba cumpliendo con los compromisos asumidos (no sólo en términos de resultados sino que no hacía ningún esfuerzo para intentar cumplirlos). Hubo muy pocos avances y mucho de lo que sí mejoró después retrocedió. En este tiempo el Estado brindó muy poca información a la CIDH sobre el estado del cumplimiento. Pasamos los últimos 10 años denunciando el incumplimiento del Estado a ese acuerdo y consecuentemente pidiendo que la CIDH pase el caso a la Corte IDH. Ahora pedimos que saque el informe de admisibilidad y fondo y que pase a la Corte cuyas decisiones son obligatorias para el Estado.

OEA