MEMORIA ACTIVA


NOVEDADES

Reunión con la jueza de la causa AMIA

by Memoria Activa with No hay comentarios

El jueves 15 de julio, mantuvimos una reunión con la jueza federal (subrogante) a cargo de la causa AMIA, María Eugenia Capuchetti, a quien le manifestamos nuestra preocupación por la falta de avances en la causa y, en particular, por la actuación de la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) AMIA, organismo que tiene delegada la investigación del atentado. 

Puntualmente le solicitamos que intime a los fiscales a cargo de la UFI a proveernos información sobre el estado y avances que venimos pidiendo hace tiempo sin respuesta ni explicación alguna.

Por ejemplo, el 12 de noviembre de 2020, presentamos un pedido de información a la UFI vinculado con supuestas irregularidades relativas a la declaración del llamado “Testigo A” surgidas de un artículo periodístico. El mismo fue respondido de manera incompleta, por lo que reiteramos la solicitud el 10 de mayo, pero la fiscalía nunca contestó ni ofreció explicación alguna sobre la versión periodística que sostiene que se le pagó a un testigo para involucrar a una persona imputada de participar en el atentado a la AMIA. 

La Jueza Capuchetti nos informó que se comunicó inmediatamente con el fiscal Basso para transmitir nuestra inquietud y se comprometió a realizar las gestiones pertinentes para resolver el pedido de información formulado hace más de 6 meses.

Frente a la sospecha de gestiones espurias, una vez más, en la investigación del atentado terrorista, resulta inadmisible la reticencia de la UFI AMIA a dar información clara en tiempo y forma. Esta circunstancia vuelve a poner de manifiesto el actuar poco transparente de la fiscalía desde que el procurador interino, Eduardo Casal, decidió, de forma injustificada, cambiar a quienes estaban a cargo de la UFI. 

Desde Memoria Activa insistimos en la necesidad imperiosa de cambiar la conducción actual de la UFI AMIA, apartar al “equipo Nisman” de la conducción de la investigación y recuperar un actuar diligente y transparente que vuelva a generar una confianza, hoy inexistente, en quien está a cargo de la investigación. A 27 años del atentado, decimos basta de preguntas sin respuestas, basta de funcionarios que no están a la altura, basta de encubrimientos, basta de impunidad.